Cargando Cargando

Diseño y arte en fachada

  • IEDentity
  • "Phygital"
  • Número 04 - 11 de junio de 2018
Gabriela Nunes
  • Gabriela Nunes

En los últimos años, la ciudad de São Paulo ha dado más espacio a artistas de la calle y ha fomentado manifestaciones artísticas al aire libre, como el graffiti, que ha  tomado las calles de la capital. Artistas consagrados alrededor del mundo como Os Gêmeos, Nunca, Zezão y Eduardo Kobra utilizan la jungla de piedra en São Paulo para producir sus obras y hacer verdaderas galerías de arte.

Como una forma de protesta contra el gobierno militar, el artista nacido en Etiopía y radicado en Brasil, Alex Vallauri, fue el responsable de los primeros graffitis en la ciudad de São Paulo, en 1980, cuando la la legislación brasileña consideraba la actividad un delito.

Uno de sus primeros dibujos en el país ha sido el Boca com Alfinete (boca con alfiler), una referencia a la censura contra las artes y los medios de comunicación. Las obras de Vallauri se han convertido en referencia para prácticamente todos los artistas posteriores y la fecha de su muerte, 27 de marzo de 1987, se convirtió en el Día del Graffiti en Brasil.

Hoy, São Paulo tiene varios puntos y barrios donde se pueden disfrutar de otros tipos de arte urbano y graffiti, y ahora la fachada de la IED São Paulo es uno de ellos. La artista y grafitera Mari Mats fue responsable de dar nueva cara al edificio que alberga la escuela en São Paulo. “Tuve libertad para crear. Ambos lados tenían opiniones, la mía y la del IED y logramos llegar a un acuerdo bueno y muy positivo, con un resultado fantástico", recuerda.

Mats comenzó su vida artística en las calles en 2004, cuando se expresaba y realizaba intervenciones urbanas a través de afiches, pero en realidad quería estar entre pinturas y sprays. "En ese momento decidí empezar a salir a la calle y pintar, pero no era muy bonito", bromea. Además de la parte visual, ella también actúa en las ondas sonoras, operando pick-ups como DJ desde el año 2008 en varias fiestas.

Encontrar e identificar los trabajos de Mats, que ha sido reconocida como una de las más prometedoras grafiteras y artistas plásticas de los últimos tiempos, es fácil: sus obras están compuestas de caras formadas por criaturas abstractas en colores vivos y contrastados.

Y así ha empezado su relación con el IED, desde el reconocimiento y la admiración del profesor y coordinador del curso de Diseño Automotivo, Fernando Morita. “Yo siempre paso por un graffiti de Mari Mats que está en el Centro. También los he visto en quioscos, y como estaba buscando a algún artista de graffiti que aceptara este proyecto, la busqué", dijo Morita, que cuenta que habló con otros artistas, pero eligió Mats porque pensaba que su estilo combinaba con la escuela.

“Cuando Morita me comentó la idea, presentó el proyecto al IED y todos lo abrazaron, yo estaba insegura, dudando si lo haríamos”, revela la grafitera, que para este trabajo ha buscado seguir una línea más simple dentro de su propio estilo, pero con colores más neutrales y pocos personajes sueltos en un universo de arte, diseño y futuro.

Así ha sido el comienzo de una colaboración que durará mucho más que  la semana necesaria para la intervención en la nueva fachada. Mats ahora también se incorporará como alumna del IED São Paulo.

Autora: Gabriela Nunes